La Historia de la Ciudad de la Música

El Inicio

A fines del siglo XVIII, luego de desembarcar de manera segura en la costa del río Cumberland, los primeros pobladores de Nashville celebraron su llegada con melodías en violín y danza buck. Davy Crockett, el primer “famoso” de Nashville, célebre colonizador y congresista, era conocido por todas partes por sus historias originales y por tocar el violín.

El Nombre "Ciudad de la Música"

Al comenzar el siglo XIX y con el correr de los años, Nashville se convirtió en un centro nacional de editoras musicales. La primera gira mundial de una banda de música fue realizada por Fisk Jubilee Singers de la universidad de Fisk, en Nashville. Su trabajo en conjunto ayudó a financiar la misión de la universidad que consistía en brindar educación a los esclavos liberados después de la Guerra civil, y además dio notoriedad a Nashville como un centro de la música a nivel mundial. De hecho, luego de cantar frente a la reina de Inglaterra, la reina dijo que el grupo Fisk Jubilee Singers seguramente ha de provenir de la “ciudad de la música”.

Escenarios Históricos

En 1897, un grupo de veteranos confederados eligió Nashville como el lugar de reencuentro multitudinario. El evento se celebró en el antiguo tabernáculo que más tarde se conocería como el Ryman Auditorium. Llegaron tantos viejos soldados confederados a la ciudad, que se tuvo que construir una platea dentro del tabernáculo para que haya lugar para la gran cantidad de personas. Fue apodado “la galería confederada”, una denominación aún hoy evidente, ya que el Ryman sigue siendo la sede de distintos eventos musicales.

Incluso antes de que el Ryman sea conocido como la sede central de Grand Ole Opry, ya tenía fama a nivel nacional. Allí, Enrico Caruso, John Phillip Sousa y la orquesta de Viena han hecho interpretaciones extraordinarias que le han dado al Ryman el nombre de “Carnegie Hall del sur”. Hoy en día, el Ryman conserva su inigualable calidad acústica, motivo por el cual los músicos de todo el mundo quieren tocar sobre este famoso escenario.

En 1925, el establecimiento de la estación de radio WSM y el comienzo de la transmisión de su programa que luego se llamaría Grand Ole Opry reafirmó la reputación de Nashville como un centro de la música y divulgó su seudónimo imborrable de “ciudad de la música”. El Opry, en el que todavía se hacen presentaciones en vivo, es el programa de radio más antiguo de Norteamérica, que se transmite de manera ininterrumpida desde hace más de 90 años. Dio inicio a la carrera de cientos de estrellas de la música country y encendió la mecha para que Nashville explotara como centro turístico y centro de grabación de discos. El moderno imperio de Music Row, un conjunto de estudios de grabación, discográficas, oficinas de la industria del entretenimiento y otros negocios relacionados con la música, se encuentra en el área comprendida por las avenidas 16th y 17th Avenues South.

Cómo Continúa el Legado

Nashville también ha sido reconocida durante mucho tiempo como la “capital mundial de composiciones musicales”. Los compositores de todo el mundo vienen a la ciudad de la música a conocer el arte y compartir su pasión por la composición musical. En el famoso Bluebird Cafe se presentan compositores que interpretan su música original en un íntimo escenario circular que fue creado en Nashville, que les permite compartir las historias que les sirvieron de inspiración para componer sus canciones. Aquí se encuentra la oficina central de Nashville Songwriters Association International (NSAI), que fomenta el arte de la composición musical y se ocupa de proteger los derechos de los artistas. El festival anual de compositores Tin Pan South Songwriters Festival pone a los compositores en primer plano. A lo largo de cinco días, se presentan más de 300 compositores en escenarios de toda la ciudad.

Nashville también se ha convertido en el centro de la música pop, rock, bluegrass, Americana, jazz, clásica, cristiana, blues y soul. La revista Rolling Stone recientemente ha hecho referencia a Nashville como la “mejor escena musical”. Artistas como Robert Plant, Kid Rock, Black Eyed Peas y Bon Jovi, entre muchos otros, han visitado la ciudad de la música para escribir y grabar sus canciones. Nombres como Kings of Leon, The Black Keys, Sheryl Crow, Paramore y Jack White han elegido tener su hogar en Nashville.

En Nashville nació United Record Pressing, la mayor planta de producción de discos de vinilo más grade de Norteamérica. Inaugurada en 1949, United Record Pressing ha hecho discos de vinilo para todos, de Miles Davis, Bob Dylan y The Beatles a Beyonce, Justin Timberlake y Ludacris.

El  Schermerhorn Symphony Center, sede de la reconocida sinfonía de Nashville, ganadora del premio Grammy, se encuentra a unos pocos metros del centro al final de Music Mile, una calzada simbólica que une el Symphony Center con el distrito de la música Music Row, los dinámicos centros de entretenimiento sobre Demonbreun Street, el Frist Art Museum, el Country Music Hall of Fame and Museum, el Music City Walk of Fame y el Bridgestone Arena. Music Mile pone absolutamente de manifiesto la forma en que la música de la ciudad de la música constituye un auténtico denominador común entre los sectores comercial, cultural y de entretenimiento de Nashville.

La música en vivo se puede ver y escuchar todos los días y todas las noches de la semana en Nashville. Las famosas cantinas ubicadas sobre la calle Broadway ofrecen música en vivo gratis los 365 días del año. Y con más de 150 escenarios que ofrecen música en toda la ciudad, desde grandes estadios y auditorios hasta pequeños clubes, y con la interpretación de casi todos los géneros musicales, es fácil darse cuenta por qué esta es la ciudad a la que “la música llama hogar”.

El vínculo que existe entre la ciudad de Nashville y la música es inigualable, y su reputación como ciudad de la música ha sido demostrada durante más de 200 años. Bienvenido a la ciudad donde se escribe, se graba y se interpreta música todos los días. Bienvenido a la ciudad de la música.